Trucos para reducir la tasa de rebote de tu web

Reducir la tasa de rebote de tu web es importante  si no quieres ver cómo las expectativas de tu negocio online se convierten en un objetivo inalcanzable. Y es que el alto porcentaje de rebote es uno de los principales verdugos de las conversiones de un sitio web.

Toda empresa con presencia en Internet tiene un propósito principal: que compren su producto o contraten sus servicios. No obstante, que los usuarios entren a tu sitio web y lo abandonen rápidamente, truncará el objetivo de tu negocio de consolidarse en el mercado.

Sin embargo, una alta tasa de rebote es una declaración de que tu página web tiene un problema que, podría suponer desde un pésimo diseño, pasando por una mala usabilidad hasta la falta de contenido eficiente en el portal.

¿Qué es y cómo reducir la tasa de rebote de tu web?

La tasa de rebote es el porcentaje de usuarios que visitan tu página web y, pocos segundos después, se van del sitio sin corresponder al llamado a la acción de la empresa como comprar su producto, contratar sus servicios, suscribirse a la página, etc.

Tal vez estés pensando que esta es una conducta normal de los usuarios; y es verdad, pero existe una diferencia entre una tasa de rebote buena y una tasa de rebote mala.  ¿Cuándo podemos considerar que un porcentaje es malo o bueno? Los expertos han establecido un promedio, considerando que un:

  • 80% o más = Muy malo.
  • 70 a 80% =
  • 50 a 70% = Promedio.
  • 30 – 50% = Excelente

En caso de que tú negocio online presente un porcentaje superior al 70%, recomendamos que tu equipo empiece a trabajar en función de reducir la tasa de rebote de tu web. De lo contario, lo más probable es que siga aumentando con el tiempo y todo el esfuerzo de la empresa por generar ventas en Internet se traducirá en pérdida de tiempo y dinero.

trucos para reducir la tasa de rebote de tu web

Trucos para disminuir el porcentaje de rebote de tu negocio online

El primer desafío que tendrá la empresa ante la necesidad de reducir la tasa de rebote de tu web será descubrir la causa del problema que, como ya dijimos, podría ser un mal diseño, mala navegación, tiempo de carga lento, pésimo diseño e incluso la falta de una claro “Call To Action”.

A continuación te mostramos algunos trucos para ayudarte a disminuir el porcentaje de rebote de tu negocio online:

Proporciona una mejor experiencia de usuario

La experiencia de usuario se refiere a las impresiones que tiene un usuario al momento de interactuar con tu sitio web. Una página ofrece una buena experiencia de usuario cuando los visitantes ven el portal como un espacio práctico, agradable y fácil de usar.

Hacer que tu site sea utilizable y luzca atractivo desde cualquier dispositivo es el primer paso para mejorar la tasa de rebote. Eso sí, para lograrlo es importante que identifiques cómo se comportan tus potenciales clientes y qué elementos inciden en sus decisiones.

Utiliza videos para atraer a tu audiencia

Un truco muy efectivo para reducir la tasa de rebote de tu web es la incorporación de vídeos en el sitio. El contenido audiovisual le proporcionará un valor añadido al portal porque aporta lo que lo textos no pueden ofrecer: dinamismo, movimiento, sonido, color, creatividad…

Los vídeos tienen mucho poder de atracción y convencimiento, además te permiten explotar otros elementos atractivos como las animaciones, los colores, la música, la narración y otras herramientas de persuasión muy útiles.añadir vídeos ayuda a reducir la tasa de rebote de tu web

Mejora la velocidad de tu sitio

Puede parecer algo básico, pero hay quienes no comprenden la importancia de mejorar la velocidad de navegación de su sitio web. Está comprobado que a un usuario le toma alrededor de cinco segundos para obtener una impresión buena o mala de una página, por lo que si le lleva mucho tiempo poder ver lo que ofreces se irá rápidamente.

No querrás que cuando  entre a tu web vea una página en blanco cargando scripts. Según algunos expertos, una demora de un segundo podría costar el 7% de las ventas.

Algunos pasos importantes para  mejorar la velocidad del portal es optimizar las imágenes, utilizar una red de entrega de contenido, añadir un mejor almacenamiento en caché y recurrir a un proveedor de alojamiento web rápido y eficiente.

Planifica una estrategia de contenido coherente

Crear un buen plan de contenido podría reducir la tasa de rebote de tu web. Lo ideal es que experimentes con diferentes estrategias que incluya una lista creciente de plataformas, medios y formatos sociales de forma coherente. Por ejemplo, usar gifs, presentaciones de diapositivas, integrar  vídeos de YouTube, SnapChat…

De este modo, tendrás más posibilidades de que la audiencia encuentre información relevante para ellos. Por supuesto, antes debes saber cuál es el contenido que le gusta a tu público objetivo.planificar el contenido es uno de los trucos para reducir la tasa de rebote

Optimiza la ubicación de tu “Call to action”

Puede que todo el contenido de tu sitio web sea divertido, atrayente y eficaz, pero si los usuarios no encuentran fácilmente el botón de “Comprar”, “Contrátanos” o “Suscríbete”,  ¿cómo quieres que baje el porcentaje de rebote? Asegúrate que tu “Call to action” también destaque y sea visible. Esto elevará las conversiones.

Deja que los clientes hablen por ti y muestra tu credibilidad

Seguro has visto muchas páginas web donde dedican un espacio para mostrar los testimonios de los clientes que se han hecho con sus servicios. Este truco es genial para convencer a los usuarios de que tu negocio es la mejor opción del mercado.

De hecho, puedes ponerte más creativo y convertir estos testimonios en historias de éxito utilizando vídeos donde aparezcan los clientes que se han involucrado con la empresa anteriormente. A la gente le fascina las buenas historias.

Otra estrategia para reducir la tasa de rebote de tu web es hacerle saber a los visitantes que tu empresa es profesional y confiable. ¿Cómo? Haciendo gala de las certificaciones, puntajes de calidad o premios que has conseguido con trabajo y esfuerzo.

Procura que el sitio web genere confianza para que los usuarios se sientan cómodos al momento de compartir información confidencial con la empresa.

Los testimonios de los clientes son uno de los trucos para reducir la tasa de rebote

Conclusión

Si estás intentando comercializar tu sitio web y generar ventas, debes tener muy claro de qué trata el porcentaje de rebote y conocer algunos trucos para evitar que la tasa crezca.

La falta de este conocimiento puede hacer o deshacer tu negocio online, incluso los sitios web que tienen una baja tasa de rebote tienen mayores probabilidades de ubicarse en los primeros puestos en los resultados de Google. De manera que también influye en el SEO de la página.

Por lo tanto, reducir la tasa de rebote de tu web significa captar la atención de los usuarios desde el primer momento y hacer que se comprometan con tu producto o servicio. Si no lo logras en los primeros segundos  lo más probable es que se terminen yendo a otro portal.

Esperamos que en este artículo te hayamos brindado buenos trucos para disminuir el porcentaje de rebote de tu página y consigas aumentar tus conversiones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.