¿Qué quiere decir hacer un Benchmark y porqué es importante?

¿Nunca has pensado en fijarte en cuáles son las fortalezas de tus principales competidores? De esa manera, puedes comparar las diferencias que existen entre vosotros y replantearte tu estrategia. Ese estudio personalizado es la base para realizar un buen Benchmarking. Pero… ¿qué quiere decir hacer un Benchmark y por qué es importante? En las siguientes líneas te explicamos lo más destacado de este concepto que está siendo utilizado por muchas empresas en la actualidad para dar un mejor servicio a nuestros clientes de marketing digital.

¿Qué significa el término Benchmark?

Se trata de un complejo proceso por el que se escogen productos o procesos de trabajos de una empresa para compararlos con los de la nuestra propia. A partir de ahí, se realiza un estudio sobre el que se trabaja y se consiguen mejoras y complementos para nosotros. Sólo estudiando los sistemas de trabajo de los mejores podremos llegar a alcanzar un alto nivel de competitividad.

Proceso marketing benchmarking

Tipos de estudios Benchmark

Existen tres tipos de estudios Benchmark con un objetivo común. Este es el de servir a los jefes como una ayuda para poder conocer lo que ocurre fuera de sus departamentos en relación a su competencia. Las tres maneras de llegar a ello pasan por los tipos:

  • Competitivo: Este es el más difícil de llevar a cabo ya que se aplica sobre los principales competidores. Se trata de medir productos, servicios o procesos comparándolos con la competencia directa. De ahí que uno de los principales problemas sea el de conseguir la información necesaria. De hecho, para la recopilación de datos se deben emplear más recursos que en el resto de casos.
  • Interno: Este se lleva a cabo dentro de la propia empresa, comparando departamentos o áreas con los que mejores resultados obtienen. Cuanto más grande sea la compañía, más sencillo será realizar el benchmarking porque las posiciones están mucho más delimitadas. Además, este tipo es el más sencillo de realizar porque los datos se sacan de la propia empresa, lo cual no supone dificultad alguna.
  • Funcional: Este se utiliza para mejorar las prácticas internas de una empresa de manera que las comparaciones a nivel de procedimiento sean las mejores. Es una gestión muy interesante porque se hace entre empresas que no compiten dentro del sector de manera que es común que se colabore entre ellas.

¿Cómo hacer un buen benchmarking?

Obviamente, esta es la pregunta que te estarás haciendo al comprobar lo “sencillo” que puede ser conseguir información de alta calidad para trabajarla para mejorar tu negocio.

El punto más importante radica, como en prácticamente cualquier situación, en una buena planificación previa, donde decidimos qué vamos a investigar, a quién y cómo tenemos pensado hacerlo; nada nuevo bajo el sol.

Análisis benchmark

A continuación, realizamos una buena recopilación de datos, utilizando diferentes fuentes. Por ejemplo, en nuestro caso como diseño de páginas web en Madrid, analizamos el mercado de la zona y algunos de los pioneros en el sector a nivel nacional.

Después de ello, realizamos un análisis de la información captada. De esta manera, encontraremos las diferencias entre nuestras características y las de la competencia estudiada. Con esto podemos buscar nuevas oportunidades para poder mejorar.

En este momento, comenzamos a establecer puntos de referencia sobre los que comenzar a trabajar. Podemos realizar adaptaciones para nuestra empresa y, además, conseguir ventajas que afecten en alto grado a nuestros clientes.

Finalmente, tendremos que hacer un seguimiento de dicha investigación y el cumplimiento de los puntos de mejora que se han establecido.

Como ves, un benchmarking no es demasiado difícil de realizar si se conoce el procedimiento y se trabajan adecuadamente las fuente. Ya sólo queda animarse y probarlo; ¡te garantizamos resultados y pasar un buen rato en equipo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.