7 errores comunes en el diseño de logos

La importancia de un buen logo

Un logotipo es clave para representar tu empresa o marca personal. Por eso debe ser atractivo y capaz de llamar la atención de los consumidores. Diseñar un buen logo parece tarea fácil, sobre todo si estás dispuesto a invertir tiempo y sabes de diseño. Pero si no es tu caso, seguramente caigas en los 7 errores más comunes al diseñar logotipos.

7 errores comunes en el diseño de logotipos

Un buen logo vale más de mil palabras. Lo vemos a diario, incluso hay juegos de mesa de adivinar la marca solo con ver parte del logotipo; las compañías más conocidas tienen logos reconocibles. Si quieres posicionar tu marca en todas las mentes de los potenciales clientes, necesitas un logotipo único y adecuado.

Lo primero que se nos viene a la mente al pensar en diseñar un logo es contratar a un profesional del diseño gráfico. Tanto si decides hacerlo tú mismo o contratarlo, es importante que tengas en mente los fallos que debes evitar al diseñar el logo de tu marca.

diseño logotipo

  1. Hacer un logotipo a la medida de tus gustos

Un logotipo no tiene porque reflejar tus gustos personales. Debe adaptarse al gusto de tus clientes y proyectar la personalidad de tu empresa.

Un error muy común es plasmar la personalidad del dueño en el local. Si bien, a veces la personalidad del dueño y de la empresa van en sintonía, por ejemplo, una tienda de muebles puede tener un estilo oriental. Pero en otros casos no: un restaurante de comida rápida con la tipografía de Spiderman puede denotar falta de autenticidad y creatividad. Cada ejemplo da una sensación diferente a los clientes, una tipografía puede limitar mucho el público objetivo. Cuando se diseña un logo, hay que tener presente que está diseñado para tus clientes no para ti.

¿Cuál es nuestro consejo? Evita al máximo reflejar tu personalidad en el logo. Recuerda que es un negocio serio, no un stand para exhibir tus gustos.

  1. No investigar el mercado lo suficiente

No investigar el mercado y a los clientes es uno de los errores principales.

No lo olvides: no se trata de ti, sino de atraer clientes. Pero, si quieres lograrlo es importante que investigues lo suficiente acerca de sus preferencias y determines qué quieres comunicar con tu logo.

Mientras más conocimiento tengas al respecto, las posibilidades de crear un buen diseño para tu empresa aumentarán considerablemente. Si no sabes por dónde empezar, puedes realizar una encuesta de auditoría de marca que aclare las metas y los objetivos de tu negocio; ya que esta información aclara más el panorama del logotipo que necesitarás.

¿Cuál es nuestro consejo? Observa a los clientes. Si es un negocio físico puedes fijarte en las bolsas de otras tiendas que llevan. Eso te dará una pista de sus gustos en ropa, perfumería, etc. y podrás hacer un perfil de cliente (o varios). Otra buena opción es tener un Social Media Marketing Plan. Así podrás tener más datos de los clientes  interesados y descubrir sus gustos y necesidades.

bolsas compras logotipo

  1. Diseñar un logotipo aburrido

Que tu negocio sea serio o B2B no quiere decir que el logotipo tenga que ser aburrido. En el mercado hay infinidad de ejemplos de logos serios, sobrios y con presencia que saben transmitir el carácter de la marca.

Las personalidades introvertidas y poco animadas no suelen ser muy atractivas, lo mismo sucede con los logotipos. Un logo debe contar una historia e involucrar a la audiencia con la empresa.

¿Cuál es nuestro consejo? Observa las empresas del mercado. Las más serias o que quieren transmitir seriedad suelen combinar los tonos metalizados (dorado o plateado) con un fondo negro. Una tipografía clásica con serif siempre aporta un toque de inteligencia.

  1. Copiar otro logotipo

Copiar los diseños de otras empresas y darles un nombre propio es un pecado capital en el mundo corporativo. Aun así, copiar a otros se ha convertido en una tendencia y en una apuesta muy habitual en el mercado.

Como lo dijimos en un principio; el objetivo del logo es representar a tu empresa. Por lo tanto, si se ve igual que el de otra empresa, tu negocio será vista como una organización poco ética y profesional. Una copia barata. Asegúrate de apostar por la autenticidad de tu negocio y añade algo original y llamativo.

¿Cuál es nuestro consejo? Obviamente: no copies. Si te gusta un logotipo de otra compañía dedícate unos segundos a analizar qué es lo que te llama la atención. A lo mejor no vale la pena copiar todo el logo si lo que te gusta es la tipografía. Puedes probar con un color diferente para transmitir mejor la esencia de tu negocio aun manteniendo esa tipografía.

logotipo cocacola

  1. Usar varias tipografías

Hablando de tipografías; procura usar siempre el mismo estilo de fuente. Muchos negocios se empeñan en trasmitir originalidad usando tipografías muy diferentes y acaban siendo ilegibles.  Recurrir a esto es considerado como una locura total, sin embargo, es uno de los errores más comunes por los principiantes del diseño.

Recuerda: tu logo encarna gráficamente la personalidad de tu empresa. Usar diferentes fuentes proyecta desorden e inestabilidad.

¿Cuál es nuestro consejo? Si quieres transmitir alegría y originalidad, prueba con una fuente poco explorada. En Internet podrás encontrar infinidad de fuentes innovadoras. Si no, prueba con una combinación de colores alegre: naranja + verde + fucsia es la combinación alegre por excelencia.

  1. Los errores ortográficos

¿No sabes exactamente cómo se escribe una palabra? No la escribas hasta estar seguro. Esto podría salvar la vida de tu empresa. Un negocio con errores ortográficos en el logotipo será ridiculizado y espantará a sus potenciales clientes. Sin clientes, no hay negocio.

Si decides escribir tu marca en otro idioma debes asegurarte de que esté bien escrito y tenga sentido. Ser descuidado con la ortografía puede cambiar descaradamente el público objetivo de tu negocio.

¿Cuál es nuestro consejo? Busca la palabra en un diccionario antes que en Internet. Como sabemos, Internet se basa en las búsquedas y el contenido que hacemos los usuarios así que no siempre será correcto.

logotipo letras

  1. Complicarse más de lo necesario

Querer convertir un logo en una imagen pintoresca y súper llamativa podría conducirte a cometer un error garrafal. Los logotipos deben ser sencillos para que queden impresos en la mente de los clientes. No hace falta añadir muchos elementos, siempre es recomendable que sea de tres o cuatro caracteres. Puedes usar el nombre del negocio o hacer una abreviación: Zara, H&M, BMW, BSHK, YSL, PdH, etc.

De no obedecer esta regla lo más posible es que el logo se vea pesado e inusual. Ten en cuenta que incluir elementos de forma excesiva le lleva más tiempo al consumidor de procesar el mensaje, además a medida que se reduzca su tamaño el diseño perderá más sus detalles.

¿Cuál es nuestro consejo? Un diseño simple será más fácil de incluir en etiquetas, embalajes, bolsas, cajas, iconos para redes sociales, página web, etc. Por tanto, podrá crear un concepto de marca mucho más potente que si solo aparece en el cartel de la entrada.

Conclusión

Para crear un logo como el mundo del diseño manda, debes asegurarte de estudiar lo que le gustan al público objetivo. En función de ello, escoger la tipología y colores adecuados para crear un logotipo dinámico, atractivo y original. Evita copiar el estilo de otros, reflejar tus gustos personales y complicarte demasiado.

Es importante hacer el logo correcto en lugar de hacerlo rápido. Ahora que ya sabes los 7 errores que no debes cometer, ¡es hora de diseñar el logo que te ayudará a vender!

One comment on “7 errores comunes en el diseño de logos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.