¿Qué es y cómo se lleva a cabo un Design Thinking para el diseño?

Todo buen diseñador tiene que tener un plan para poder abordar cualquier tipo de diseño que tenga que crear. El objetivo final es conseguir una solución buena para él y perfecta para el cliente que le haya contratado. En este post vamos a tratar de explicar qué es y cómo se lleva a cabo un Design Thinking para el diseño, un recurso perfecto para que todo profesional rinda al máximo y obtenga unos resultados perfectos.

¿Qué es Design Thinking?

El Design Thinking o Pensamiento de Diseño es la manera que tiene el propio diseñador de enfrentarse a un nuevo trabajo. La regla de oro inicial para cualquier buen diseñador gráfico es la de descomponer el problema en partes más pequeñas para poder atajarlo de forma más sencilla.

Esta metodología de pensamiento tiene su origen en la Universidad de Stanford en California, donde la consultora IDEO fue quien tuvo la idea en los años 70 de afrontar su trabajo de proyectos comerciales mediante este método. Hoy en día las ideas de esta compañía son todo un referente porque su CEO es el conocido Tim Brown.

Esta metodología ha evolucionado hasta el punto de transformarse en una herramienta que genera una tremenda innovación, pues las ideas surgen en cualquier lugar y en cualquier situación. Se puede utilizar este método para definir modelos de negocio, mejorar procesos, mejorar la experiencia del usuario o desarrollar productos nuevos e innovadores; su funcionalidad no tiene límites.

método para definir modelos de negocio

Su característica más importante es que se centra completamente en el usuario, ya que trata los problemas que puede tener usando la empatía. Se trata de componer inicialmente el lugar, analizar la situación en la que se encuentra el usuario cuando se le plantea el problema y tomar consciencia de lo que tenemos hasta el momento así como lo que necesitamos.

Pasos realizar un Design Thinking

El Design Thinking se basa en seis puntos fundamentales: estudiar, empatizar, definir, idear, prototipar y testear.

  • Estudiar

En primer lugar, hay que identificar el problema que vaya a ser objeto de resolución. En esta misma fase se plantean nuevos problemas con sus posibles soluciones, se contextualiza por completo la situación y se trata de conocer completamente todo lo posible acerca de al misma, para saber en todo momento lo que necesitas ya sea el diseño de una página web o cualquier otro diseño.

  • Empatizar

Hay que aplicar la empatía puesto que en el momento en que nos integremos completamente en el entorno donde se produce el problema y nos identifiquemos con el usuario podremos pensar la solución más acertada posible y que incluya el visto bueno del cliente.

  • Definir

En la siguiente etapa es cuando filtraremos toda la información adquirida, rechazando los apartados que no aporten valor al problema ni proporcionen perspectivas interesantes.

  • Idear

Después, llega el momento en que hay que barajar todas las opciones, favoreciendo el pensamiento expansivo donde no hay límites que corten el desarrollo.

diseño y creación web barata en Madrid

  • Prototipar

Con esta información se puede crear un prototipo rápido que será la representación de la idea de resolución del problema. Este diseño generalmente se hace mediante una aplicación informática para que se pueda trabajar limpiamente sobre dicha creación.

  • Testear

Cuando ya lo tenemos afinado, se pasa a la fase de testeo, donde se probará en tiempo real para valorar la opinión de los probadores y realizar las mejoras que surjan de la prueba antes de que el producto vea la luz.

Esto hace que el trabajo de Design Thinking sea exitoso. De ahí que haya que conocer lo que es este método y cómo hay que llevarlo a cabo antes de comenzar un diseño, siempre teniendo en cuenta el trabajo que os puede facilitar el contactar con una empresa profesional en diseño.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *