Consejos para crear la paleta de colores de tu web

¿Necesitas crear tu imagen corporativa en Madrid? ¿Acabas de empezar y no sabes por dónde tirar? Te avisamos que hay mucho por hacer, no te vamos a engañar. Si bien, vamos a ir poco a poco y, por ejemplo, empezaremos con algunos consejos para crear la paleta de colores de tu web.

Crear la paleta de colores de tu web: paso a paso

Veamos los tres puntos que deberías considerar y por qué.

Escoge tres colores

No te preocupes. Esto no significa que sólo vayamos a usar esos tres o que vaya a ser los definitivos. Sin embargo, seguro que, en función del sector en el que te enmarcas, de tu actividad y tus productos y de las ideas que tengas para tu negocio, ya has pensado en algo.

No te preocupes porque estamos empezando; después, si es lo que se precisa, añadirás otros. Ahora buscamos comenzar el proyecto.

Ten en cuenta que tu color principal va a representar más o menos un 60% del total de tus diseños. Después tendrás un color secundario que ocupe el 30%. El 10% restante corresponde al color de acento.

Por lo general, el color frío se asocia a una mayor profesionalidad, si bien, pueden llegar a ser hostiles y despersonalizados. Los cálidos, por contra, proyectan creatividad y personalidad pero llegarían a estresar. Conociendo esta información será ya decisión tuya elegir un combinación acorde a lo que necesitas. Nuestro consejo es que exista un muy buen equilibrio para que sea totalmente accesible.

Escoger colores página web

Es necesario conocer la psicología del color y lo que representa cada uno de ellos para hacer ver al usuario lo que queremos proyectar.

  • Diversión, celos, optimismo.
  • Creatividad, cambio, nerviosismo.
  • Fuerza, peligro, pasión.
  • Cortesía, encanto, ternura.
  • Lujo, aburrimiento, extravagancia.
  • Responsabilidad, seguridad, pena.
  • Naturaleza, esperanza, incertidumbre.

¿Son lo que necesitas?

Lo siguiente será realizar la comprobación para corroborar que la elección verdaderamente identifica nuestro proyecto. Para ello:

  • Colores brillantes. Ante la duda, opta por los brillantes, esto es, que no contengan una gran parte de blanco o negro en su composición. El color con brillo es más fresco y dinámico, además de ligero. Carga menos y anima más, lo cual se traduce en una mayor permanencia del usuario frente a nuestro contenido sin que se canse.
  • Color sobre fondo. Otro punto esencial a considerar será ver cómo funcionan tus colores sobre los fondos blanco y negro, que son los más habituales. Que la paleta case en blanco es bastante sencillo, lo complicado y a la vez digno de mención es que lo haga por igual tanto sobre este como en el caso de trabajar en un fondo negro; ¡busca siempre esta condición!
  • Trabaja blancos y negros. Ya hemos trabajado sobre ellos, ahora es momento de usarlos en combinación con la paleta. Para ello, haz pruebas para combinarlos con los colores donde creas que tener sólo estos tres sería demasiado intenso. También tendrás que crear gradaciones y transparencias.

Combinación colores web

Echa un ojo a las tendencias

Finalmente, no podemos dejar de aconsejarte que eches un ojo a las tendencias del color. Sinceramente, este es un consejo totalmente secundario, pues, a fin de cuentas, son cosas que pasan de moda. Si de verdad te sientes identificado con lo que se lleva, ¡adelante! Pero sólo si es el caso. No tomes esta decisión sólo porque gusta en un momento porque mañana ya no será así y, obviamente, no es adecuado ir cambiando de imagen corporativa cada dos por tres.

Hasta aquí el post de esta semana, recuerda que si tienes alguna duda puedes contactar con nosotros 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.